La guitarra como solista es complejo, porque normalmente la orquesta le pasa por arriba por un tema de volumen… y siempre a lo largo de la historia  desde que surgió la guitarra, ha sido una búsqueda de mayor volumen para la guitarra. Hoy en día parece ridículo, porque dada la tecnología para amplificar un instrumento sin perder calidad son fantásticas
¿Cuándo nace tu vocación como luthier?
Cuando nací mi padre estaba trabajando mucho…  muy apasionado con su vocación de Luthier, que para él fue bastante tardía porque él empezó como a sus treinta y dos años.Él siempre tuvo esa pasión por la guitarra pero nunca se había planteado construirlas.  En  mis primeros años él ya tenía su taller funcionando. Por mi parte con la música siempre fui un entusiasta desde que tengo uso de memoria, incluso mis padres cuentan que yo a mis cuatro años ya manejaba el tocadiscos a placer;  ponía música clásica y discos de guitarristas, que había muchos en casa. A los ocho años comencé a estudiar violín, pero abandoné. La vocación como luthier despierta a los veinte años, si bien siempre merodeaba el taller y hacía cosas en madera, a los veinte años decido a asumir el oficio con responsabilidad. 
¿Y entonces?
Yo iba a estudiar medicina, llegué incluso a inscribirme en la universidad de la república. Pero luego me inscribí en musicología y ahí me di cuenta que lo mío iba por ese lado. En ese entonces estaba la escuela universitaria de música  y si bien hoy día comparten el mismo edificio bellas artes y la escuela universitaria de música son dos cosas distintas. Cursé los cuatro años, pero nunca entregué los trabajos finales porque en ese entonces tenías que entregar un trabajo por materia ¡era una locura! O sea que tenías que entregar no menos de cuatro o cinco monografías por año y a mí no me interesaba mucho recibirme, si me interesaba aprender todo lo posible… cursé todas las materias.  Agarré toda la transición de dictadura a democracia y fue muy lindo todo. Siempre digo que ediliciamente la escuela universitaria estaba en falta, no había grabadores… no había nada… era realmente surrealista. Pero si a nivel humano fue un periodo extraordinario; en esa época enseñaba Eduardo Fernández, por ejemplo, en guitarra. Venía gente de todo el mundo a estudiar. Tuve como compañeros por aquel entonces como Berta Rojas, que hoy en día es una guitarrista de fama más que internacional, paraguaya, había venido de su país a estudiar con Abel Carlevaro y estudiaba en la escuela universitaria.  HectorTosar era el director en aquel momento, ¡imaginate!  Estaba también Daniel Wolf que es otro gran guitarrista de Brasil… bueno, venían de todos lados a estudiar acá. Y hoy día, a mi juicio, se da un poco lo opuesto, el edificio que tienen hoy día es envidiable a nivel mundial, con estudios de grabaciones, salas… pero sin embargo a nivel humano no hay nada parecido a esa efervescencia que viví en aquellos años.

¿Qué es un Luthier?
Para constructor de guitarras, como es mi caso hay varios términos, hoy en día está más extendido el término luthier que es una palabra francesa y significa  constructor dellaúd, o sea que probablemente el término sea del renacimiento en adelante. En el caso de lutier, hoy en día su significado es bastante amplio y hace referencia  a la construcción de instrumentos en general. En España, por ejemplo, el término más usado para quien construye guitarras es violero o guitarrero. Y de hecho España nunca incorporó el laúd como instrumento propio. Tal vez por esa lucha que tenían con los moros y el laúd es un instrumento netamente árabe. El instrumento que oficio de laúd en España fue la vihuela, se afinaba igual y se tocaba casi el mismo repertorio pero era de fondo chato y es el antecesor directo de la guitarra. Entonces tal vez por eso incluso en España se use el término violero o guitarrero. Pero hoy en día está extendido el término luthier. 
Yo cómo músico me considero muy buen luthier.
El primer maestro de mi padre fue Juan Carlos Santurión estuvo becado en Barcelona en el año cincuenta. También un luthier madrileño del taller Ramirez, José Lopez, que yo me acuerdo que compartieron el taller con mi padre a fines de los cincuenta y principios de los sesenta. 
Fui a España a devolverle las cartas al hijo de Ignacio Fletas. Le llevé todas las copias que había en casa y quedó muy emocionado porque él se acordaba muy bien de Juan Carlos Santurión, porque Juan Carlos fue alumno de su padre el mismo año que él empezó a trabajar en el taller de su padre.
Yo sigo la tradición española, sigo cada vez más aferrado a la tradición española. El que revolucionó la construcción de la guitarra fue Antonio de Torres, el “Stradivarius de la guitarra”, como se le llama.  Él es del siglo diecinueve, empezó a construir, o los en todo caso, se conservan instrumentos de él desde 1854 en adelante. Y construyó hasta 1893. Toda la segunda generación de constructores, caso de Ignacio Fletas o el taller Ramirez, fueron seguidores de su forma de construir. La guitarra española viene desde fines del renacimiento. España fue como precursora de la gui8tarra en varios periodos, primero en el barroco que la expandió a toda europa a tal punto que en determinado punto de lo barroco los centros de guitarras principales estaban en Italia y en Francia, en París y Venecia y Padua. Fue la primer exportación del instrumento fuera de España fue en la era Barroca. 
Tú has viajado mucho a India. 
El tema de la India en mi vida personal marca un antes y un después. En mi carrera como Luthier tiene aspectos negativos… Nunca lo hablé con nadie pero la gente suele pensar que ando en cosas raras y demás, tal vez el pecado de ser curioso. Me han asociado mucho a la India, evidentemente, forma parte de mi vida. Pero como luthier la India no me ha aportado nada, o en su defecto me afectó. En todo caso como luthier me aportó en el sentido de contraste, porque son formas de concebir el sonido y la estética del sonido completamente separadas. Hay una contribución a la hora de desarrollar el oído, cosa importantísima y hasta vital para un luthier, me dio un panorama mucho más amplio de lo que es la estética del sonido, que a veces lo he notado mucho en colegas he incluso en guitarristas que a nivel de sonido se quedan solo con una parte y el sonido es mucho. Cuando se describe el sonido no solo se debería hablar de lindo feo, o calidoatercioplado… son términos muy imprecisos y que se manejan muy a menudo y a veces presentan contradicciones. Y si, debo confesar que los indios a nivel de describir el sonido, o de trabajar el sonido van más allá que el occidental. 
Cuando uno describe el sonido de un instrumento tiene que tomar varios aspectos, uno es el color o el timbre. Rango dinámico, que es la cualidad que tiene un instrumento de lograr un pionísimo y un fuertísimo, la separación entre esas dos intensidades de sonido. Otro es la proyección y el volumen que no siempre van de la mano; hay instrumentos que pueden sonar muy fuerte pero no logran proyectar lo que aparentan. Luego está el sostein, que es cuanto mantiene un instrumento el sonido que es un factor muy importante y después lo que se llama balance o equilibrio que es en todo el registro del diapasón, en el caso de una guitarra, que el instrumento mantenga la misma calidad y sea ecuanime. Otro aspecto es los colores  que se pueden lograr con la mano derecha deslizándola hasta el puente o hasta la boca. Todos son elementos que se pueden catalogar al momento de probar un instrumento… y no siempre los guitarristas tienen en cuenta.
¿Cómo nace el proceso de construir una guitarra?
Hoy día, la gente viene buscando una guitarra mía. Vienen buscando un sonido particular que ya está instalado en el ambiente. Me lleva más o menos veinticinco días construir una guitarra. A mí me interesa mucho la vida que va a tener ese instrumento que entrego. Lo que valoro más es el disfrute que le va a dar ese instrumento a esa persona. Eso es lo que valoro más… En ese sentido tengo distintos tipos de clientes; ya sea músicos profesionales o personas que por ejemplo se jubilan y quieren hacer con su tiempo libre algo con lo que siempre soñaron, que es tocar la guitarra y entonces eso es un gran desafío también. 
En términos ideales a mí me gusta conocer a la persona que me encarga una guitarra, no siempre se da. Por ejemplo ahora me acaban de encargar una guitarra de Puerto Rico de alguien que solo sé el nombre y eso no es lo que más me gusta. Como hago los instrumentos de a uno, cada instrumento tiene un destinatario. Siempre que hago un instrumento es para alguien, no sé me ocurre otra manera. Y ese alguien importa, es fundamental. ¿Qué música escucha, qué música toca, cómo toca? Pero se está dando bastante que construyo guitarras para personas que no conozco. Hace años que trabajo con lista de espera y eso me permite ese raro privilegio de vivir sin esforzarme por vender. 
Lo ideal es que el cliente sepa más o menos que quiere. La elección de madera hay un tema estético y no siempre el cliente sabe lo que quiere. A mí me cuesta muchísimo explicar las distintas opciones de sonido que brindan las distintas maderas a utilizar. ¡Sobre todo por mail! Que se da cuándo no tengo la posibilidad de conocer en persona a mi cliente. Por ejemplo, para la tapa de la guitarra, que es la parte de adelante, se le llama tapa armónica porque justamente es la que produce el sonido y es lo que más importa, básicamente hay dos materiales que se utilizan estos días, uno es el abeto suizo que se ha usado desde que existe este oficio, y el otro que se comenzó a usar desde mediados del siglo veinte que es el cedro rojo canadiense. Y tienen características acústicas bien diferenciadas. Para muchos hay mejor y peor entre ambas… A mí me gusta trabajar con las dos y creo que les puedo sacar a cualquier de las dos el mejor partido. Una de las características de mis guitarras es el sonido que le saco al cedro rojo. Hay tengo que explicar un poco al cliente las diferentes características entre unas y otras. A veces pasa que me hablan mucho de la parte estética y no del sonido, y en el mejor de los casos el cliente me permite ilustrar al respecto de la importancia de la elección en función del sonido y sobretodo del uso que pretende  para el instrumento. No siempre se da…
He colocado guitarras en Escocia, Guatemala, Alemania, Francia, España, Colombia, Brasil, Argentina y Estados Unidos he tenido la gran suerte que mis guitarras estén en el Guitar Salon Internacional, que es el principaldealerde guitarras del mundo.
Debés de ser el único uruguayo ahí…
No sólo uruguayo, soy el único sudamericano ahí… si, fue un logro muy importante. Esto se dio este año. 
¿Estás conforme con tus guitarras?
Hace como treinta años que construyo guitarras y la verdad me siento satisfecho con el resultado de mi guitarras recién hace diez años.
También sos docente…
Sí. En el tema de la docencia se junta mi experiencia como luthier , la suerte de haberlo heredado de mi padre y tener mucho conocimiento de la interna de la construcción de la guitarra en España y todo lo que me dio el estudio de musicología. Tengo la suerte de manejarme muy bien con el inglés, de hecho mucho de mis viajes a India los financié trabajando de traductor simultáneo de inglés a español. En determinado momento plantear a la escuela universitaria una materia optativa, que inventé se puede decir, que es la historia de la construcción de la guitarra. Y la doy casi todos los años, y también la he dado fuera del país; en Curitiva y en la escuela universitaria de la universidad de Paraná.
¿Tenés guitarras construidas por tu padre?
Si claro… Hay dos que voy a conservar por siempre. Una es la que se construyó para él, incluso adentro de la guitarra escribió “esta es mi guitarra” y otra que la llevo a México a una charla que fue a dar a un simposio que viajo junto a Guido Santórsola, que fue una eminencia en armonía, venía a estudiar todo el mundo con él… compositor, director de orquesta, etc…  italiano que se radicó en Uruguay.  Esa guitarra incluso la tocó Alirio Díaz que es un concertista venezolano, alumno de Andrés Segovia, considerado uno de los mejores guitarristas clásicos en vida. Esa es una de la guitarras más lindas que mi padre ha construido y no hay manera de que me la saquen.
¿Te has construido guitarras para ti?
No, no… Yo no toco guitarra. Con suerte algún día haré alguna guitarra para tener para mostrar, pero nada más. Me encantaría poder tocar la guitarra, pero en determinado momento, muy joven tomé la opción de aprender a tocar el sitar, me lo tomé muy en serio, le dediqué horas todos los días durante mucho tiempo. Y la técnica para tocar el sitar es muy distinta a la de la guitarra… Además dos dedos fundamentales para tocar la guitarra los tengo atrofiados o desarrollados más bien para el uso de las herramientas que requieren mucha fuerza… Creo que si sos buen luthier difícilmente puedas ser buen guitarrista. Porque las manos se adaptan para otro uso.
La historia de la guitarra
Hay un periodo en el cual existe la palabra guitarra, pero no hay ni descricpión ni originales por lo tanto es un periodo de elocuración de musicólogos que a mi no me interesa. Si la guitarra tiene origen europeo o griego… o si fue traída por la árabes. Eso en la edad media.
Se sabe un poco más de cómo era el instrumento del renacimiento en adelante. La guitarra renacentista era una guitarra de cuatro ordenes, cuando de habla de orden se habla de cuerdas dobles. Luego durante el barroco pasó a tener cinco cuerdas dobles que es un periodo ya más establecido de la guitarra como tal y en el periodo clásico o romántico pasó a tener seis cuerdas dobles y simultáneamente pasó a tener seis cuerdas simples. Ya a fines del siglo diecinueve el gran maestro Antonio de Torres le dio la plantilla, o sea la forma que tiene hoy, hasta ese momento la forma era más alargada, y desde fines del siglo diecinueve hasta nuestros días, o hasta los ochenta varió casi nada. Hoy día hay nuevas tendencias en utilizar nuevos materiales en la construcción de la guitarra, como pegamentos epoxi, fibra de carbono, nylon incluso… No es a mi juicio no se ha ganado en calidad del instrumento. Pero son tendencias de los últimos veinte años.  Siempre la guitarra fue bastardeada por el tema del volumen, especialmente en la historia cuando surgió el piano la guitarra fue bastante relegada, fue el periodo del clasisismo que se compuso menos para guitarra. Por eso la guitarra nunca formó parte de la orquesta. La guitarra como solista es complejo, porque normalmente la orquesta le pasa por arriba por un tema de volumen… y siempre a lo largo de la historia desde que surgió la guitarra, ha sido una búsqueda de mayor volumen para la guitarra. Hoy en día parece ridículo, porque dada la tecnología para amplificar un instrumento sin perder calidad son fantásticas. Para mi ese tema está resuelto, sin embargo muchos siguen en esa búsqueda de darle a la guitarra mayor volumen y proyección. Paradójicamente estos instrumentos construidos con estas técnicas no proyectan lo que se pretende y pierden mucho en otros aspectos.